Pensar en ganar/ganar

La zorra con el rabo cortado

Una zorra, a la cual un cepo le había cortado la cola,
estaba tan avergonzada que intentaba convencer a
las otras zorras de que se cortaran también la suya,
pues así disimularía su defecto. Entonces, una de
las zorras dijo:

– Hermana, si no fuera por tu propia conveniencia,
¿nos darías este consejo?

DSC00784jjj

Cuídate de los que dan consejo en busca de su propio beneficio

iji

Primero que nada, antes de explicar es hábito quiero relatar algo parecido a este paradigma que hace poco me pasó y se podría decir que estuve a punto de morir, si no fuera porque mi compañero Erasto me ayudó bastante en este aspecto de mi vida.

Hace ya más de dos meses me separe de mi marido por problemas irreconciliables y en cierto punto superficiales, qué cómo empezó todo. Bueno, todo comenzó por cosas que realmente él no quería hacer, pero quería que yo hiciera como trabajar, claro no voy a decir que soy floja, pero si lo hago, el único problema era que yo tenía era  estar y cuidar  a mí hijo y no porque no quería, sino porque era mi obligación además que me encantaba estar con él. Aunque mi marido no tenía ni ganas es más, no tiene siquiera alguna iniciativa o ganas de querer hacer algo, entonces con el tiempo enferme de los riñones, poco a poco, hasta que fue avanzando más y más el dolor y el ardor. La última discusión que tuve con mi marido fue porqué yo no conseguía trabajo, porqué no le daba lo que él quería, por ejemplo, un auto. Entonces al principio me quedé sorprendida del reclamo, pero esa misma  noche lo reflexione y al día siguiente lo eché de mi casa, le comenté que no podemos vivir juntos, que esto ya no era amor, es más, nunca fue amor, si estuvimos juntos fue por soledad.

Además, como lo menciona Covey, que  las personas con paradigma Ganar/Perder se enamoran de las del paradigma Perder/Ganar, realmente  me quedé sorprendida con eso que mencionó, pero esto es tan cierto que me costó 7 años de mi vida separarme de este hombre. Incluso, yo no  entendía esa aferración a mí y no era amor, es más, estaba harta de que siempre que encontraba a un hombre, yo siempre tenía que dar mi brazo a torcer y ellos nunca harían nada por mí, pero no querían dejarme por nada en el mundo., la pregunta era por qué., bueno la respuesta es muy fácil, cuando recién había nacido mi hermana mi madre nos abandonó por irse con otros hombres, entonces, nos dejó con mi tía y mi abuela, yo para mí, mi tía era un Dios en la Tierra, pero ella es una persona del paradigma Ganar/Perder y me criaron de la forma en que  si yo no hacía lo que ella que me pedía yo no recibía una poca de cariño, cuando en realidad nunca lo recibí, y toda mi vida me criaron bajo el paradigma de Perder/Ganar.

Y sigo con lo de mi marido, él de todo enojaba, ya ni siquiera quería hablar o hacer algo porque de todo se molestaba y le tenía pánico, ya no sabía qué hacer para tenerlo contento y, la verdad es que haciendo lo que él quería nunca iba a estar contento, entonces soporte muchas de sus injusticias, muchos gestos, mucho odio, tanto que me desquitaba con  mi hijo, y por último, el día de la discusión, me dije a mí misma  esa misma noche: “Rosa, qué es lo que más quieres en esta vida, y lo primero en quién pensé fue en mi hijo” , fue así como al día siguiente lo eché de mi casa, pero no todo estaba terminado aún, los riñones seguían mal, hasta que un día mi compañero Erasto me habló sobre la vida entre otros aspectos y me pidió que leyera esta clase de libros como éste, por lo que comencé a visitar sitios tras sitios en la web, leí un tema muy importante para mí y que de hecho me salvó la vida, fue el tema de Enfermedades psicosomáticas, y mencionaba a los riñones, que éstos representan a la pareja, y cuando la relación ya no funciona y tu insistes en mantener esa relación, los riñones son los primeros en dañarse debido a que ellos son los primeros en percatarse de que la relación no funciona, porque eso es lo que representan, la relación entre parejas, y la única solución pues es abandonar a tu par y olvidar todo, por lo que, la única solución a esta enfermedad es disfrutar de la vida, ya sea bailando, cantando, nadando, corriendo, etc. Creánme, ese mismo día que lo leí, no podía siquiera caminar del dolor intenso de los riñones, por lo que, me pareció tonto, entonces, me encerré en mi cuarto y subí a todo el volumen la televisión y me puse a bailar, al principio no podía, pero después de media podía caminar como si nada, el dolor se había ido, más tarde fui al baño  y ya no me dolía, estaba bien. Es decir, todo ese dolor en mí, no era más que resentimiento o sentimientos ocultos que tenía en mí, y que saqué en tan solo media hora, realmente estoy agradecida con Dios y mi compañero Erasto de esta gran ayudo que de cierta manera salvo mi vida.

Ahora  me doy cuenta, de que toda mi vida viví bajo el paradigma Perder/Ganar,  se necesita no sólo de valor, coraje, carácter, etc., para dejar este paradigma sino que, se necesita de experiencias, de recapacitar, de escuchar a los demás, de reflexionar en sí mismo para darse cuenta de lo que realmente queremos en la vida y no de vivir compitiendo o mejor dicho fregando a los demás según para ganar.  Otra cosa que quiero mencionar, es que nadie es basurero para comerse la basura hay que aprender a defendernos y saber poner un alto a los demás, de lo contrario vamos a vivir una vida manipulada y destrozada a antojo de los terceros, pero sobre todo saber diferenciar.

Antes que nada, sé que debo trabajar en el paradigma Ganar/Ganar porque yo no deseo que mi hijo viva bajo un amor o cariño condicionado, y sea cuál sea la decisión de mi hijo y la mía, debemos  reflexionarla y debatirla de manera que los dos estemos de acuerdo y vivamos en paz. De igual manera, no sólo con mi hijo, sino con todos y la relación será más confiable y duradera.

¡¡Gracias!!