Establezca primero lo primero

Una pequeña reflexión

 

Hijo (5 años) – Mamá, mamá, ¿qué vas a hacer hoy?

Mamá – Voy a ir a jugar con mis amigas y llegaré hasta en la noche.

9        años después.

Vecino – Toc, toc.

Mamá – Abre la puerta. Sí diga.

Vecino – Vengo a reclamar porque su hijo grafiteo mi casa.

Mamá – ¡Eso no es cierto, viejo hablador!

Vecino – Mire Señora, si usted no hace algo por su hijo, ahora que está joven, al rato no va a poder controlarlo y va a terminar siendo pandillero.

Mamá – Y eso a usted que le importa, viejo metiche. Mi hijo no pudo haber hecho eso, usted está loco.  

 

Cualquier comentario negativo hacia tu persona ya sea en cualquiera de los aspectos, debemos tomarlo como algo constructivo y, no como algo destructivo. Ya que de lo contrario, caeríamos en la mediocridad y no en la efectividad de nosotros mismos.

 

imagesEn este tercer hábito, nos habla acerca de establecer  las verdaderas prioridades en base a todos los aspectos de nuestra vida, tomando un equilibrio de decisiones razonables, con el propósito de alcanzar la mayoría de nuestros logros.

Gran parte de nuestra existencia, la vivimos como nos dice el refrán  “El que mucho abarca, poco aprieta”. Muchos ya saben el significado de este dicho, por lo que lo hago mención, ya que estamos enfocados a vivir y cumplir preferencias que no forman parte de nuestra perspectiva y que, sin embargo, nos es difícil decir no a lo que ya estamos acostumbrados a hacer y que muy pocas veces llegamos a cumplir. De manera, que originamos una actitud e ideal falso de nuestra persona, que es difícil cambiar para darnos cuenta de lo que en realidad queremos en la vida.

Muchas veces queremos cumplir expectativas para quedar bien  y, no nos atrevemos a ponerle fin por miedo al rechazo y  a las críticas e incluso a dirigir nuestras vidas (gran parte porque la sociedad nos los impone), sin pensar lo que en realidad vale, porque tenemos la mente tan nublada que, creamos una imagen de una supuesta vida perfecta, que no nos ponemos a pensar en las consecuencias de nuestros actos y que menos aún, aceptamos alguna crítica negativa con respecto a nuestra persona, porque que nos cuesta mucho trabajo aceptar la realidad y eso habla mucho de nosotros.

Debemos tomar en cuenta también, que sean cuales sean nuestras prioridades algunas las podemos llegar  a alcanzar al 100% a algunas otras no, pero sí podemos tratar por lo menor de llegar arriba de un 80% en cualquiera de nuestras prioridades, pero que verdaderamente queremos.

 

images (1)